LA VIDA EXAGERADA. Mi miseria era falsa. mi miseria me la había inventado yo.

Disculpen, pero esto va en serio.

Creo que ahora que todos somos mayorcitos nos hemos hecho una idea de nuestra importancia relativa, al menos en nuestro entorno. Hemos descubierto que no pasaremos a la historia, que el trabajo es trabajo aunque alcancemos cierta relevancia y que lo único, lo realmente importante, es lo que damos a las personas que queremos.

 

Si esta relación es felizmente recíproca, nosotros damos y eso nos preocupa más que lo que recibimos. Nuestro correspondiente recibe pero se preocupa más por lo que nos da. Pero esta relación es frágil sino existen lazos más fuertes. Sabemos que disponemos de amores incondicionales y a veces llegamos a construir relaciones fuertes, pero no incondicionales. Esos son mis cimientos, ahí encuentro la recompensa y apunto mis deudas.

 

Este ejercicio de autoayuda y de sinceridad va dedicado a quienes lo merecen, a quienes se lo piensan dos veces antes de joder a los demás.

 

OST: Belle & Sebastian - The State I Am In

 

http://www.youtube.com/watch?v=sgUAaHOM8W0

 

 

Comentarios

el problema aparece cuando te das cuenta de que la importancia relativa en tu entorno más cercano, de repente, se desvanece...o nunca existió. Así y todo, como bien dices, hay que seguir luchando. Ánimo!!! y besos

Añadir un Comentario: