LA VIDA EXAGERADA. Mi miseria era falsa. mi miseria me la había inventado yo.

SIN ACRITUD

¿Qué sucede con Ricardo Costa?. Lo digo en serio, por alguna razón se ha convertido en el principal objetivo de la prensa y la judicatura.

 

Pero no me refiero a que sea un presunto corrupto, si no a que ha sucedido para que este joven bien parecido, de impecable acento diplomático y meteórica carrera comience a evidenciar un grave problema físico o fisiológico.

 

Algo extraño sucede con sus hombros y cuello:

 

http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/COSTA1.JPG 

Al no tener hombros los trajes se escurren y arrugan las mangas.

 

http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/COSTA2.JPG 

 

Y su poco cuello, conjugado con un maestro camisero cabrón, consiguen un extraño efecto cuello de cisne.

 

http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/COSTA3.JPG 

En definitiva. La americana se abre y escurre aparentando grande y arrugada. La camisa trepa y oculta el cuello. La corbata se eleva y estrangula.

 

Sé que este hombre da más juego en otro terreno pero es que siempre que le veo tan bien peinado y tan afectado en su acento no puedo evitar pensar en estirarle la americana y colocarle esos cuellos.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: