LA VIDA EXAGERADA. Mi miseria era falsa. mi miseria me la había inventado yo.

ASTURIANOS

http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/asturianos.jpg 

 

Mariquita Pérez fue un icono generacional de aquella España en la que cada región se retrataba con una especie de ideal paleto uniformado.

 

Era como aquellas cartas de familias que teníamos en los 80 (zapatera, esquimal,..). Un país de barracas y caseríos, de masías y hórreos. Una especie de parque temático que el generalísimo sustanció en Montjuic y que era eso, una nación de gente noble e ignorante como quería su lider.

 

Y partiendo de tan nobles mimbres, tenemos que vernos hoy con una España medio rota, donde la gente de orden se encuentra arrinconada en la extrema derecha y la iglesia tiene que anunciarse en la tele para subsistir.

 

No es de extrañar ya que, este que suscribe, nacido bajo un crucifijo, pronto sustituyó a Jesús por Paul Weller y a pesar de dominar los ciclos lunares y su influencia en los cultivos, siempre me he encontrado más cercano a Javier Marías que a Julio Llamazares.

 

Como señales alegóricas recuerdo un mítin de Marcelino Camacho en los hombros de mi padre y a Teenage Fanclub en el Pueblo Español.

En medio la EGB, la LOGSE, cosechas de uva y patatas,;Agronomía, libros y whysky barato; Madchester y resacas al sol; buenas notas y mal carácter; amor,muerte y miedo (mucho miedo); trabajo, hijos y gobiernos socialistas.

 

Hoy en día, las muñecas de porcelana no podrían cerrar los ojos al acostarse.

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: