ALEJANDRO AMENÁBAR

Escrito por lavidaexagerada 15-03-2009 en General. Comentarios (1)

Alejandro Fernando Amenábar Cantos nació en Chile hace 36 años, de padre chileno y madre española, pronto abandonó su país de origen para aterrizar en Getafe y rodearse de los próceres culturales de la ciudad dormitorio madrileña.

Su adolescencia transcurre sin pena ni gloria hasta que ingresa en la universidad y escribe ese thriller cutre llamado Tesis, que la catetez nacional encumbró a los altares de la originalidad y el talento de la mano de un veterano director en horas bajas llamado Jose Luis Cuerda, que vio la oportunidad de reverdecer laureles con este apocado joven. Tres Goyas y el unánime reconocimiento de crítica y público le sitúan en la parrilla de salida para convertirse en el más grande director de la historia de nuestro cine

 http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/amenabar.jpg Instantánea de "la iluminación".

 

Alejandro no acaba la carrera, pues su talento ya no precisaba de ese ridículo reconocimiento. Se encierra en casa visionando la cinematografía completa de Woody, Igmar… anotando movimientos de cámara, nudos gordianos, giros argumentales, silbando melodías,…

 

De esta traumática experiencia y en un heroico esfuerzo de síntesis nace su segunda obra maestra, Abre los Ojos, “una película de ciencia ficción e intriga psicológica”. Ausencia de guión, golpes de efecto, un final  abierto,… et voilà. A medio camino entre Frankenheimer, Welles y la criogenización de Walt Disney, tan simple y pretenciosa que Tom Cruise decide producir un remake.

 

Alejandro ya es una estrella y decide que la piel de toro se le queda pequeña. Una mala digestión de Henri James, Hitchcook y Shyamalan, alumbra Los Otros. Así es como un encargo de Tom para el lucimiento de su esposa Nicole gana todo lo ganable en nuestro ignorante país, incluidos 8 Goyas. El daño ya esta hecho, Alejandro está trascendentalmente crecido.

 

En el 2004, midiendo perfectamente los tiempos, Alejandro confiesa su homosexualidad y toma prestada de la calle una historia morbosa y de plena actualidad para engendrar su obra cumbre, “Mar Adentro”. Aquí la cosa ya empieza a pasar de castaño oscuro. Ración de moralina, tragarse a Belén Rueda y el acento gallego de Bardem, suéter de cuello alto, poesía de todo a cien,…And the winner is…Confirmado, los Oscars son el mismo zurullo que los Goya.

 http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/amenabar2.jpg Ninoninonino, ninoni,... tchan, tchan!!!!

 

Mención aparte merecen las bandas sonoras del autor chileno-getafense. Que la gente se pasa la vida estudiando el lenguaje musical, los tempos, las melodías, los grandes autores universales,..Paparruchas. Alejandro, iluminado una vez más por su inmenso talento, traslada al mundo de la composición musical el método del silbo gomero. Su obra compositiva se centra en crescendos infinitos y “tachanes” puntuales, enlazados por ligeras melodías campestres,.. todo arreglado a lo Luis Cobos. Así, de paso, los royalties se quedan en casa, qué hay que pensar en la jubilación.

 

Ahora llega a nuestras pantallas el trailer de su nuevo film. Amenábar definitivamente endiosado y con presupuesto “como para una boda” ha decidido escribir, dirigir y musicar el Ben-Hur del siglo XXI. Ágora se llama el engendro y en apenas dos minutos de avance ya presenta esos detalles de maestro del corta y pega, esa fusión del cine de los grandes con los reportajes de bodas y bautizos,…

 

Y es que reconozcámoslo, Amenábar es al cine lo que el surtido de ibéricos hacendado a las chacinas Joselito. Y tal como están las cosas…

 

http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/amenabar3.jpg 

"Mi cine no es un cine de respuestas, sino de preguntas".
Alejandro Amenábar