El mundo. MONDOVINO.

Escrito por lavidaexagerada 02-02-2009 en General. Comentarios (1)

Ayer, en horas de insomnio, tras ver House y Prison Break (en VOSE de guay), pude ver la película MONDOVINO. Este documental hace una crítica brillante y feroz al pensamiento único en general y a la homogeneización de los vinos en particular.

 http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/mondovino.jpg

La reflexión, de gran calado, viene a preguntarse que es mejor, buscar la aceptación general a costa de perder nuestro carácter o ser único y personal a costa de exhibir defectos. La respuesta inicial es evidente, pero lo realmente interesante, es el espacio que queda entre las dos opciones.

 

Todos los grandes vinos han sido y serán únicos. En el mundo actual nos han enseñado que todo es posible (ver Nike y Adidas) y que con esfuerzo se suple el talento. Esta enorme mentira vuelve a tener en el vino una imagen brillante y en todo el mundo se quieren hacer Burdeos y Borgoñas. Esto, en sí mismo, no es negativo pero si irreal ya que la identidad del vino está en su origen.

 

El problema aparece cuando se alcanza a comprender la situación y no se acepta. En el vino aparecen los críticos y prescriptores, que alcanzados por la codicia, sucumben a los grandes intereses económicos o nacen de ellos mismos. Ellos (con Robert Parker a la cabeza) y en connivencia con los grandes grupos vinícolas han intentado acabar con la identidad del vino. Nos dicen que los mejores vinos no son los más personales y sinceros si no los que más se parecen a un modelo pre-establecido. Con estos argumentos se ha llegado a que los Grandes Vinos intenten parecerse a los vinos menores que obtienen buenas críticas y este es el fin. Llegado a este punto las producciones vitivinícolas pueden deslocalizarse y lo importante deja de ser el terruño y el clima que han forjado variedades de vino únicas que en determinadas añadas dan lugar a vinos excepcionales; hemos llegado al vino Coca Cola.

 http://lavidaexagerada.blogspot.es/img/globalizacion.jpg

Creo que el vino es un buen ejemplo de cual es el recorrido de la globalización. Muchos vemos mentiras y verdades a medias y nos las tragamos porque estamos en el bando que gana (o eso creemos). Pero si como sucede en el vino, alguno de los engañados, de los colonizados, de los explotados,…tuviesen qué comer y pudiesen conservar su orgullo, el mundo sería diferente,…. Sería como un Borgoña.